Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Noticias

Santiago de Chile

Patagonia Virgin selló una alianza de largo plazo con JLL Chile

Para darle un impulso a Patagonia Virgin, el empresario selló una alianza con JLL Chile


​​​​​

CLAUDIA RAMÍREZ
Estamos buscando un mix de productos que se adecue tanto a la comunidad de Frutillar, como a los 'nuevos colonos'". Así resume el empresario Jaime Said, socio de BBVA Chile y Embotelladora Andina, entre otros, la nueva etapa de Patagonia Virgin, su megaproyecto inmobiliario, emplazado en Frutillar, a la orilla del Lago Llanquihue.

Para dar con el mix de productos al que alude Jaime Said, Patagonia Virgin selló una alianza de largo plazo con JLL, compañía internacional especializada en servicios inmobiliarios y gestión de inversiones en real state . Juntos, los nuevos socios estratégicos, comandarán el desarrollo y la gestión inmobiliaria del megaproyecto.

Patagonia Virgin, definido por su dueño como un desarrollo de "largo aliento", comenzó en 1998, cuando Jaime Said compró los primeros terrenos. "Me enamoré de Frutillar y de la zona donde hoy está emplazado Patagonia Virgin. Desde ahí se pueden ver los volcanes Tronador, Osorno, Calbuco y Puntiagudo, admirar el lago Llanquihue, caminar por bosques milenarios o realizar actividades en la marina. Estoy orgulloso de la decisión tomada. Mis últimos 25 años han estado ligados al sur de Chile y en especial, a la ciudad de Frutillar, independiente de mis otras actividades como empresario", cuenta.

¿Por qué echar a andar nuevas obras, cuando el rubro inmobiliario está cauteloso por la situación económica del país? "La cautela de otras inmobiliarias nos lleva a reinventarnos, a liderar la oferta del sector y a apostar a un crecimiento orgánico y a largo plazo (...) Este es un proyecto de largo plazo, que no mira situaciones económicas coyunturales", responde Said.

"Frutillar será el polo de desarrollo inmobiliario de la X Región", complementa Mariano Valacco, director nacional de JLL.

Los estudios que han realizado en la zona, señala Valacco, muestran que Puerto Varas está saturada, no ofrece potencial de crecimiento mayor. "Y Puerto Montt está empezando a comerse la posible expansión de Puerto Varas, lo cual ha traído una serie de problemas de experiencia a quienes buscaron la 'magia del sur'", agrega. Frutillar, en cambio, indica Valacco, tiene un plan regulador muy estricto, que norma bien el crecimiento de la ciudad, y su conectividad ha mejorado.

Centro comercial con supermercado y un hotel de negocios

En lo inmediato, los socios estratégicos -Patagonia Virgin y JLL- empujarán tres desarrollos dentro del megaproyecto, que se echarán a andar este año: un power center (centro comercial similar a un strip center , pero que normalmente incluye un supermercado), un hotel de cuatro estrellas, y de en torno a 150 habitaciones y la construcción de cuatro torres, con 96 departamentos, de precios entre 5.000 y 6.000 UF.

El power center , continúa Valacco, surge para dotar a esa zona de Frutillar de servicios que hoy no tiene, por ejemplo, probablemente se instalará una farmacia. "Estamos en las etapas previas, haciendo la ingeniería y desarrollo y contactando a potenciales interesados", explica. La inversión asociada al power center es de US$ 4 millones, incluido el valor de las tierras ya disponibles por parte de Patagonia Virgin y el costo de la construcción.

A esto se suma un hotel de cuatro estrellas, que implica una inversión de US$ 30 millones, dirigido tanto a turistas como para viajeros de negocios.

"Hoy, Frutillar tiene una oferta hotelera acotada, basada principalmente en hoteles boutiques y con concepto muy hogareño y eso impide, por ejemplo, que se atienda la demanda de público que hoy llega al Teatro del Lago, que va de paso, y tiene que alojar en Osorno, Puerto Montt y Puerto Varas", explica Mariano Valacco.

Departamentos para profesionales independientes

Hoy, Patagonia Virgin ya tiene departamentos construidos, unos vendidos y otros a la venta. En total, son cerca de 70 propietarios cuyos inmuebles parten en torno a las 8.000 UF, y son usados principalmente como segunda vivienda.

La oferta de esta nueva etapa es distinta, revela Valacco. Con una inversión de US$ 20 millones, construirán cuatro torres para albergar departamentos de primera vivienda, cuyos valores no superen las 6.000 UF. Esto, pensando en profesionales que trabajan en el rubro salmonero -una industria que reconoce como impredecible, pero que ha impulsado el desarrollo económico de la región, precisa- y para profesionales independientes.

Esto no significa que renunciarán a hacer departamentos de alto estándar en otras etapas de Patagonia Virgin, cuyo masterplan incluye unos 1.200 departamentos en total, acota Valacco.​​

Las inversiones de los tres desarrollos -hotel, power center y departamentos- superan los US$ 50 millones (considerando los terrenos y los recursos para construir), y serán de cuenta de la familia Said, puesto que JLL no actúa como inversionista en los proyectos.

Valacco cuenta que los recursos frescos para las nuevas obras se gestionarán como primera opción con bancos y compañías de seguros. ¿Podrían incluir a un socio inversor? "El socio lo queremos dejar para una etapa posterior, que pueda mirar el proyecto como un todo. Queremos invitar eventualmente a un socio que no solo agregue recursos, sino expertise ", responde.